fbpx
29 de junio de 2022

Lo que podés ganar abriendo un plazo fijo de $100.000 con el aumento en la tasa de interés

Tal como esperaba el mercado, el Banco Central (BCRA) actualizó 3% este jueves la tasa de política monetaria y llevó, así el rendimiento del plazo fijo tradicional, que es a 30 días y por hasta $10 millones, al 53%, con una tasa efectiva anual del 67%.

Fuente: iprofesional

Directorio del BCRA mejoró por sexta vez en el año la remuneración del ahorro en pesos con una suba de 300 puntos básicos en la tasa de interés nominal anual de las Letras de Liquidez (Leliq) a 28 días, pasando de 49% a 52%, que impacta en el rendimiento del plazo fijo. 

Plazo fijo: cuánto paga ahora

Con esta medida, si un ahorrista invierte $100.000 en un plazo fijo tradicional a 30 días, con la nueva tasa, que garantiza un rendimiento mensual de 4,41%, a fin de ese período ganaría $4.416, por lo que acumularía $104.416 en su cuenta.

Y, por otro lado, si decidiera dejarlo por más tiempo, con la Tasa Efectiva Anual del 67%, que equivale a un porcentaje mensual de 5,6%, si lo renovara durante 360 días todos los meses, al fin de ese plazo acumularía $167.000.

Así, tal como señala a iProfesional el economista Camilo Tiscornia, director de CyT Asesores Económicos, el BCRA «busca que el plazo fijo se acerque más a la aceleración del ritmo de apreciación diario del crawling peg que está implementando por estos días y al nivel mensual de inflación que podríamos tener en los próximos meses».

Y parece ser así, dado que el BCRA señala en el comunicado que «los datos de mayo confirmaron la desaceleración en la inflación que se había iniciado en abril, con una significativa baja en la categoría núcleo». Así anticipa que la expectativa es que los registros de inflación mensuales continúen descendiendo gradualmente.

La inflación sigue siendo alta y los pesos se devalúan en la mano del ahorrista.

La inflación sigue siendo alta y los pesos se devalúan en la mano del ahorrista.

Plazo fijo versus inflación: ¿alcanza la suba de tasa?

Si el BCRA apunta a que la inflación baje en los próximos meses, tal como vino sucediendo ahora, es un rendimiento mensual que podría «empardar con ese índice» dice un analista del mercado.

El rendimiento anual del plazo fijo queda en 53% y, así, se logra un inerés mensual del 4,4%. Un dato relevante es que al menos se acercaría a la inflación esperada en julio, dado que la encuesta REM del Banco Central estima una suba de precios del 4,5% para ese mes.

Por otra parte, una tasa nominal anual (TNA) de 53% implica una tasa efectiva anual (TEA) del 67%. Al considerarse de esta manera, las nuevas tasas sería positivas si se cree en el resultado de la encuesta REM, que proyecta una inflación del 60,1% para los próximos 12 meses.

Asimismo, si se tiene en cuenta que la proyección anual de inflación para todo 2022 es superior al 70%, no se puede decir que esta tasa le gane a la inflación de manera categórica porque el rendimiento efectivo anual sería del 67%.

Pero sí está por arriba de la suba de precios acumulada pasada, ya que en los últimos 12 meses  (mayo de 2021 y el mismo mes de este año) ese índice fue algo superior al 60%. O sea que el BCRA habría subido la tasa en línea con la inflación previa, pero no con la por venir. Además, Tiscornia aclara que, si se toma la expectativa del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) para la inflación de junio/2022 a igual mes de 2023, es cercana 66%. 

Así, claramente, para el ahorrista, a largo plazo, el rendimiento sería insuficiente, o muy escaso dependiendo el plazo que se tome, aún y eso hace esperar en el mercado, que si no hay una caída abrupta del ritmo de aceleración de precios a futuro, vendrán nuevas subas de tasas en los próximos meses.

Por otro lado, en el anuncio de la medida el Banco Central confirma que su política está alineada con la de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), que ayer elevó su tasa de política monetaria en 75 puntos dado que señala que observa un aumento en la percepción del riesgo financiero internacional y asegura que continuará calibrando la política monetaria en función de la evolución observada y prospectiva del nivel general de precios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: