Tailandia: habló uno de los doce chicos que fueron rescatados

“Dom” pasó su cumpleaños en la cueva y está pidiendo un nuevo celular, porque el anterior lo dejó ahí.

 

Fuente: elsol.com.ar / medios

 

El papá de uno de los doce chicos que fueron rescatados de la cueva en Tailandia, trasladó el testimonio de su hijo sobre cómo fueron los días que estuvieron atrapados.

 

Duangpetch Promtep, el chico de 13 años que forma parte del grupo de jugadores de fútbol juvenil y que quedaron asilados en una cueva entre 15 y 17 días, le dijo a su familia que “dentro de la gruta, el entrenador Ekkapol “Ek” Chantawong (25) les dijo a todos que “permanecieran inmóviles y que así conservaran su energía”.

 

“No tenían ningún sentido del tiempo. Charlaban un poco para aliviar el estrés”, dijo el padre del chico, Banphot Konkum, en una entrevista al medio tailandés Khaosod English. Es el primer relato en primera persona, contado a través de un padre, de uno de los protagonistas del hecho que mantuvo en vilo al mundo entero por dos semanas.

 

Luego de rescate, los niños ya pueden recibir visitas, aunque permanecen en una sala de asilamiento en un hospital provincial.

 

Dom es delantero y capitán de los Wild Boars (Jabalíes Salvajes), el nombre del equipo que sorprendió a todos con su fortaleza. Según lo informado por la cadena BBC, él estaba en la mira de varios clubes de fútbol profesionales. Sus allegados contaron que tiene capacidad para ser líder, además de un buen sentido del humor.

 

El 23 de junio, el equipo terminó su entrenamiento y los 12 chicos más el entrenador fueron hasta la cueva Tham Luang Nang Non. Habían planeado explorar el lugar sólo por una hora.

 

Pero el paseo se tornó peligroso cuando la lluvia cayó de repente y el agua comenzó a inundar la cueva. Todos corrieron más adentro, luchando por sacar el barro y las rocas de un agujero que el entrenador encontró: el objetivo era escapar por allí. Lo lograron y llegaron a un lugar seco.

 

Cuando pudieron encontrarlos y pasar tiempo con ellos, los buzos rescatistas dieron tranquilidad a las familias al llevarles cartas de los chicos. “Estoy bien, sólo que el clima puede ser un poquito frío, pero no se preocupen”, escribió Dom. “No olviden mi fiesta de cumpleaños”, agregó.

Seguinos en:

Deja un comentario