Led, la luz que se impone como solución para el hogar

Resultado de imagen para lamparas con led

Poco a poco están desplazando a las de bajo consumo. La razón: ahorran energía, tienen mejor diseño estético, no emiten calor y duran mucho más.

Fuente: losandes.com.ar

 

Permiten iluminar utilizando menos energía, pero además, cuentan con una vida útil más extensa y no emiten calor al ambiente. Por eso, las lámparas led (light-emitting diode: ‘diodo emisor de luz’) vienen, desde hace tiempo, desplazando a las bombillas de bajo consumo, que años atrás reemplazaron a los tradicionales focos incandescentes.

 

Si bien hasta el año pasado muchos mendocinos se rehusaban a renovar su manera de llevar luz a los ambientes de su hogar espantados con los altos precios de estas luces, hoy la elección parece muy clara: ahora inclusive, es posible comprar una lámpara tipo led por sólo 45 pesos.

Pero además de los precios, que se mantuvieron respecto del resto de los productos, equipos y aparatos de iluminación, la nueva apuesta tecnológica seduce por su gran variedad de diseños y utilidades adaptables a todos los gustos y necesidades. En todos los casos, los equipos vienen adaptados para ser conectados a las  instalaciones, sin necesidad de efectuar modificaciones en las casas.

 

De hecho, la sencillez para instalar “tiras” -luces pequeñas ubicadas en línea-, lámparas y paneles es una de las ventajas destacadas por los mendocinos, que apuestan desde hace tiempo al 100% por esta iluminación de última generación.

 

La arquitecta Eugenia Titarelli destaca que, de hecho, cuando proyectó su casa en Luján de Cuyo pensó en iluminar los ambientes con tecnología led. Además de lograr mejores resultados desde el punto de vista estético, ella rescata la posibilidad de gastar cinco veces menos energía que si utilizara otra clase de aparatos.

 

“Tienen además una mayor duración y no emiten calor”, comenta la profesional y argumenta que otro motivo por el que se inclina a utilizar led es que desde el punto de vista del diseño, hay mayores posibilidades de armonizar los ambientes.

 

En su caso, por ejemplo, ubicó una línea de iluminación sobre una cortina, de manera de dar una sensación de calidez a ese preciado rincón de su casa. Los colores y formas variadas también forman parte de las nuevas posibilidades que permiten estos productos importados, fabricados  por diferentes marcas, que se van sumando a las ya conocidas.

En las casas de iluminación, como así también en las gónd

olas específicas de los supermercados y ferreterías, la variedad de led está a la orden del día. “Se están pidiendo cada vez más. Los clientes buscan saber cómo pueden bajar el consumo hogareño, llegan ya decididos a comprar las nuevas luminarias para cambiar las que tienen en su casa. Ahora todo está siendo reemplazado por led”, comenta carolina, del área de ventas de Electro Dorrego, Guaymallén.

 

La vendedora destaca que al ser más accesibles los precios de estos productos, la demanda se disparó. “Mientras que una lámpara led que consume 5 vatios sale 41 pesos, una lámpara de bajo consumo que consume 12 vatios sale 76 pesos”, explica y afirma que inclusive en este negocio ya casi no hacen reposición de lámparas de bajo consumo.

 

Que esta tecnología para iluminar la casa ya no sea inalcanzable para la mayoría también es un hecho destacado por Rodolfo, vendedor de La Casa de las Lámparas (Capital). “En nuestro caso tendemos muchas ofertas. Por otra parte, la gente conoce los beneficios de iluminar con led, porque duran mucho más, hasta 15 mil horas”, detalla y explica la amplia variedad de potencia que ofrecen los equipos.

 

Tendencia mundial

Luis Álvarez es ingeniero y director del Instituto Regional de Estudios de Energía de la Universidad Tecnológica Nacional (Facultad Regional Mendoza). A modo de ejemplo, traza una comparación entre las tres formas de iluminar que se han adoptado a lo largo del tiempo.

 

 

La primera es la lámpara incandescente, que consta de una resistencia por la que pasa la corriente eléctrica. En este caso, la pérdida de calor es grande. En tanto que la tecnología de bajo consumo consiste en una descarga que se genera dentro de la lámpara a través del fenómeno de ionización.

Por su parte, las lámparas led se valen de un elemento semi conductor que genera una excitación tal que los electrones emiten energía.

En este caso, la pérdida de energía convertida en calor es mínima, mientras que la luz que se genera es constante, es decir sin parpadeos.

“Es la tecnología más utilizada en los países avanzados y una tendencia a nivel mundial”, explica Álvarez y detalla que se encuentra realizando ensayos a fin de estudiar si sería posible aplicar tecnología led en las luminarias del alumbrado público de la provincia.

 

Alumbrado público

Los ensayos. El estudio que se encuentra realizando el Instituto Regional de Estudios de Energía de la UTN consiste en analizar desde el punto de vista técnico la viabilidad de incorporar tecnología led en el alumbrado público.

Resultados preliminares. Los ensayos, realizados por ahora en coordinación con el municipio de Godoy Cruz, demuestran que existe una eficiencia energética significativa. La durabilidad sería de 100 mil horas, equivalentes a 15 años.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *