En la Quebrada de la Horqueta Urtubey rindió homenaje al héroe nacional Martín Miguel de Güemes

En la Quebrada de la Horqueta Urtubey rindió homenaje al héroe nacional Martín Miguel de Güemes

El gobernador Urtubey encabezó la cabalgata que recorre el último camino que transitó Martín Miguel de Güemes desde que fuera herido de muerte, en las actuales calles Balcarce y Belgrano, hasta la cañada de La Horqueta.

Los 34 kilómetros que separan la plaza Belgrano de la Quebrada de La Horqueta fueron la ruta que recorrió el general Martín Miguel de Güemes, herido de muerte el 7 de junio de 1821. Este episodio histórico fue revivido hoy por el gobernador Juan Manuel Urtubey.

La cabalgata, encabezada por el mandatario, fue integrada también por el presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes, Francisco Aráoz, el comandante de la V Brigada de Montaña, Juan Manuel Pulleiro, además de gauchos integrantes de diversos fortines.

Desde Belgrano y Balcarce (antiguamente La Amargura y Tagarete de Tineo), lugar exacto donde el héroe nacional fue emboscado y herido durante la guerra de la Independencia, la cabalgata partió hacia la Quebrada La Horqueta.

La primera parada fue en la plaza Macacha Güemes, en el barrio San Antonio, donde se rindió homenaje a Magdalena Güemes de Tejada, principal aliada y confidente política de su hermano, al cumplirse el 151º aniversario de su muerte.

La marcha continuó en dirección a finca La Pedrera, histórico lugar donde el entonces teniente coronel Martín Miguel de Güemes, al mando de las fuerzas de avanzada del Río Pasaje, derrotó y tomó prisionera a la guardia realista allí apostada.

Tras recorrer las serranías del este en el departamento Capital, la caravana pasó por finca La Cruz hasta llegar a La Horqueta, lugar donde falleció el General Güemes luego de 10 días de agonía y tras rechazar atención médica de las autoridades invasoras, títulos y dinero a cambio de la rendición de las tropas gauchas.

Allí, donde se encuentra el monolito que recuerda el trágico suceso, se desarrolló el homenaje principal que comenzó con el himno al héroe nacional, seguido por el responso a cargo del presbítero de la Agrupación Gauchos de Güemes, Federico Prémoli.

La invocación estuvo acompañada por los acordes de la banda de música del Ejército, Coronel Ruiz de los Llanos. En la oración se resaltó la “gloriosa agonía de Güemes, rodeado del afecto inconmovible de sus queridos gauchos”.

Luego, el presidente de la Agrupación Tradicionalista Gauchos de Güemes subrayó que el poncho y el sentimiento güemesiano están más arraigados que nunca y así como el héroe fue un hombre de paz, “en su honor debemos rescatar ese valor y honrarlo, sabiendo vivir en paz y en el servicio a la patria”.

“Hoy nuestro flagelo no es la guerra, sino los males de la sociedad moderna y por eso debemos llevar a cada uno de nuestros hogares los ideales güemesianos”, dijo Aráoz.

Tras la ceremonia el Gobernador y las autoridades compartieron un almuerzo con los miembros de los fortines y efectivos de la Policía de la Provincia.

Seguinos en:

Deja un comentario