Durlock o ladrillo: ¿qué material elegir?

En nuestro país el sistema de construcción tradicional continúa utilizando materiales clásicos como ladrillos, arena y cemento. Sin embargo, cada vez gana más terreno el sistema de construcción en seco que utiliza otros materiales. Grupo Edisur te cuenta las características de cada uno.

Fuente: redacción LA

 

En la actualidad, a la hora de edificar su vivienda, las familias continúan eligiendo el sistema de construcción húmedo tradicional en primer lugar. Aun así, también son cada vez más los que se animan a la construcción en seco, que es el sistema tradicional en otros países del mundo como Canadá y Estados Unidos.
Te contamos sobre los materiales que se utilizan en cada sistema, sus pros y contras.

Ventajas y desventajas de cada material

El ladrillo es el material utilizado en el sistema húmedo. Entre sus ventajas encontramos la resistencia y solidez. Además, resulta más accesible económicamente y existe una mayor oferta en el mercado.
Por otra parte, la construcción en seco, que utiliza placas de cartón yeso también conocidas como Durlock, presenta una mayor rapidez de trabajo e instalaciones: una construcción de 150 m2 demanda 90 días, mientras que con el sistema tradicional demoraría 180 días.
Otra ventaja es la limpieza, ya que no se acumulan escombros ni otros materiales como ocurre con la construcción tradicional.
Además, como punto a favor, la construcción en seco ofrece una buena insonorización de las habitaciones, mucho mejor que el aislamiento que ofrece una pared de ladrillos. Para lograr esto, en caso de utilizar Durlock se debe prestar atención a que la colocación esté bien hecha y cuidar la disposición de las juntas entre las piezas.
La opción ideal: combinar
Cada material presenta sus ventajas y desventajas, por lo que una técnica de ladrillo más Durlock puede ser una muy buena opción para reunir todos los beneficios de los diferentes materiales. Además, si bien en el costo de materiales hay diferencias, hay que analizar los tiempos de construcción y de mano de obra, que se reducen utilizando el sistema de construcción en seco.
Para evitar patologías de la construcción o siniestros por deficiencias constructivas, se aconseja la ejecución de tabiques de ladrillos sin revoque y terminaciones con placas de yeso, para un acabado liso y decorativo. Las técnicas modernas combinadas con las clásicas ofrecen la resistencia del ladrillo y la terminación fina del Durlock, sumado a que la placa de yeso es mejor que el yeso fresco, ya que este último se debilita con la humedad.
En cualquier caso, el resultado también dependerá de la idoneidad del personal o empresa contratados para la construcción.
 
#Dato Edisur: Conocé también las ventajas de construir con Steel Frame, otro sistema en boga.

 

Seguinos en:

Deja un comentario