Actividades en el hospital Materno Infantil por la Semana Mundial del Parto Respetado

Con diversas actividades, se hará concientización sobre los derechos de la mujer y la familia como protagonistas centrales del embarazo, nacimiento y atención del recién nacido.

Desde mañana al viernes 18, en el hospital público Materno Infantil habrá diversas actividades en el marco de la Semana Mundial del Parto Respetado, con el objetivo de difundir y reivindicar los derechos de la mujer y su familia en el momento de dar a luz.

 

Como todos los años, la Unidad de Obstetricia del hospital ha programado una serie de actividades destinadas al público en general, en esta oportunidad bajo el lema “Más acompañamiento, menos intervenciones”.

 

El acto de apertura de la Semana Mundial del Parto respetado estará a cargo del equipo de obstétricas, mañana lunes 14, a las 11, en la sala de acceso principal al nosocomio. Ese día y posteriormente el miércoles y viernes, se desarrollarán actividades de difusión y concientización de los alcances de la Ley Nº 25.929, referida a parto y nacimiento respetados.

 

El miércoles 16, en el horario de 18 a 20, en el salón auditorio Ceibo, se brindará un taller dirigido a embarazadas, su grupo familiar e interesados en general, sobre la importancia y necesidad de acompañamiento del grupo familiar en conjunto con el equipo de salud en el proceso de gestación, parto, puerperio, salud reproductiva y crianza del bebé.

 

El cierre de las actividades tendrá lugar el viernes 18 a partir de las 11, a cargo de la residencia de tocoginecología.

 

Desde el año 2004, en el mes de mayo se realiza la Semana Mundial del Parto Respetado, por iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado, con el objetivo de promover una manera digna de dar a luz y de nacer, garantizando los derechos de la mujer y su familia durante el embarazo, el parto y el puerperio.

 

Derechos de la mujer y la familia

A principios del siglo XX, los partos dejaron de hacerse en el ámbito del hogar y se institucionalizaron, con lo que los equipos de salud tomaron gran protagonismo sobre el nacimiento, desplazando a la mujer y su familia del lugar central en un hecho tan trascendente como el nacimiento de un hijo.

 

Las reglas de las instituciones sanitarias se impusieron sobre la decisión de los padres, quienes fueron relegados en su rol de protagonistas del nacimiento. En 1985, la Organización Mundial de la Salud celebró una reunión en la ciudad brasileña de Fortaleza y declaró que “el nacimiento no es una enfermedad”. Con esta declaración se inició a nivel mundial el proceso de transformación del modelo de atención del parto institucionalizado.

 

A ello se sumó un marco legal internacional que procura rescatar el papel activo de la mujer y su familia en el cuidado del embarazo y del recién nacido. En la Argentina, desde el año 2004 rige la ley 25.929, sobre derechos de padres e hijos durante el proceso de nacimiento y que entre sus principales aspectos establece que toda mujer tiene derecho a ser informada sobre las distintas intervenciones que pudieren tener lugar, de manera que pueda optar libremente.

 

Toda mujer tiene derecho al parto natural, respetando los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas médicas invasivas. Tiene derecho, además, a estar acompañada por una persona de su confianza durante el trabajo de parto, parto y posparto y a tener a su lado al hijo durante su permanencia en el establecimiento sanitario cuando el recién nacido no requiera cuidados especiales.

Seguinos en:

Dejá un comentario