¡A relajar los pies con un método muy sencillo!

El calor, los zapatos incómodos o demasiado altos, las caminatas extensas y el sedentarismo son sólo algunos causantes del malestar de nuestros pies. ¡En esta nota te contamos los beneficios de una combinación perfecta para combatirlo!

Fuente: Medios/La Voz

Cuando sentimos fatiga en nuestros pies, es muy bueno darles un relax.

Se trata de un remedio casero que además de ser natural es sumamente accesible y efectivo. El agua trae múltiples beneficios para nuestro cuerpo que aumentan cuando la combinamos con ciertos elementos, como la sal. Con un buen baño de pies, podemos relajarnos y disfrutar de todos los beneficios que esta combinación trae para nuestro cuerpo.

Algunos beneficios de sumergir los pies en agua con sal son:

  • 1. Desinflama los pies hinchados.
  • 2. Favorece la circulación de sangre y aumentan la actividad de los glóbulos blancos.
  • 3. Neutraliza el sudor y el aroma.
  • 4. Alivia el dolor de pies, el estrés y la tensión muscular de otras partes del cuerpo.
  • 5. Revitaliza los pies cansados.
  • 6. ¡Es un excelente exfoliante: Suaviza durezas y callosidades.
  • 7. Contribuye a eliminar las células muertas de la piel.
  • 8. Protege la piel y las uñas.
  • 9. Calma el dolor producido por lesiones.

 

 

Paso a paso

Para disfrutar de unos minutos de terapia en casa, sólo necesitás llenar un recipiente con agua caliente y añadir una taza de sal gruesa. Te recomendamos sumergir los pies durante 5 a 10 minutos o hasta que el agua se enfríe. Podés alternar con agua caliente y fría para activar la circulación en la zona y que se deshinchen más rápidamente los pies.

¿Ya lo implementaste en casa?

Cuando sentimos fatiga en nuestros pies, es muy bueno darles un relax. (Aguas Cordobesas)

El agua nos une, el futuro también.

Seguinos en:

Deja un comentario